jueves, 7 de octubre de 2021

Historia de los invernaderos



Conozca en esta nota la trascendencia que han tenido los invernaderos. Aquí los detalles.


La agricultura es una actividad realizada por el ser humano desde hace siglos como parte fundamental para el abastecimiento y producción de alimentos. Sin embargo, dadas las características climáticas de varias locaciones de la tierra resultaba complejo asegurar cosechas durante todo el año, por lo que se hizo necesario idear un método que permitiera el crecimiento de las plantas sin estar expuestas a las inclemencias del clima.

 

¿Cuál es el origen de los invernaderos?

 

Los primeros indicios que se tienen registrados del uso de invernaderos datan del imperio Romano, específicamente en el reinado del segundo emperador, Tiberio Julio César Augusto. Estos primeros invernaderos fueron fabricados con láminas de mica y alabastro y eran utilizados de forma regular en aquellos momentos donde el clima no era el apropiado para las plantas.

 

Dentro de las características a resaltar de estos modelos es que eran de un tamaño reducido y era posible movilizarlos fácilmente. Cuando llegó el fin del imperio Romano también desapareció la práctica de cultivos protegidos.

 

En el siglo XVI se retomó el uso de invernaderos, principalmente en países europeos  y asiáticos como Inglaterra, Francia, China y Japón. Estos modelos eran fabricados con el fin de suplir la necesidad de proteger los cultivos, por lo que su diseño era rústico y con materiales poco especializados como madera, bambú, paneles de vidrio y papeles aceitados.

 

En los siglos siguientes los invernaderos fueron recibiendo mejoras progresivas y popularizándose más en el cultivo de hortalizas, frutas y jardines botánicos, hasta que en el siglo XX el desarrollo económico dio el impulso a los invernaderos en vidrio, los cuales tuvieron su origen en los Países Bajos.

 

Después, con la invención del plástico se empezaron a desarrollar insumos para invernaderos más especializados, lo que hizo que su uso se masificara en países como Japón y China. Al resultar más efectivo que el vidrio, los invernaderos con plástico permitieron el cultivo de más productos agrícolas en países europeos donde los climas fríos predominan.


¿Cómo eran los invernaderos antiguos?

 

Los invernaderos antiguos tuvieron una apariencia similar a las estructuras que actualmente predominan, la variante recaía en los materiales empleados y los tamaños.

 

Como ya se mencionó anteriormente, los plásticos para invernadero se desarrollaron hasta el siglo XX, por lo que se utilizaban materiales como papeles aceitados o madera.

 

Los invernaderos con vidrio fabricados con vidrio permitieron realizar infraestructuras de mayor tamaño, lo que facilitó la producción de múltiples plantas que hasta el momento eran difíciles de cultivar debido a su delicadeza.

 

Las hortalizas fueron las plantas cuya producción aumentó en gran medida gracias a los invernaderos.





Las frutas, por otro parte, fueron otras de las plantas con aumento significativo de producción, en donde destacaron productos como el melón, uva, fresas y melocotones. Además, los avances industriales permitieron que el transporte de alimentos fuera más eficiente, incentivando a una mayor producción y comercialización en toda Europa y Asia.

 

¿Qué tipos de invernaderos se utilizaban en el pasado?

 

Los objetivos de emplear invernaderos eran facilitar la producción de los cultivos en regiones donde las condiciones climáticas no eran óptimas o el suelo no era lo suficientemente fértil. Sin embargo, los invernaderos que se utilizaban eran rústicos, por lo que no contaban con sistemas integrados que permitieran optimizar las funciones de estas infraestructuras.

 

invernaderos

 

Fue tras los avances tecnológicos que la industria desarrolló tecnologías para crear ambientes propicios para casi todas las plantas, como invernaderos especiales para climas cálidos y tropicales, los cuales permiten controlar el nivel de temperatura y humedad para que las plantas crezcan bajo las mejores condiciones. El resultado es una cosecha de mejor calidad, reducción en costos y menos pérdidas para los productores.

 

Le puede interesar: Cultivos de invernaderos, cada vez más exitosos

 

Es así como hoy en día es posible todo tipo de productos para el agro que permiten al sector un mejor rendimiento para cubrir la demanda actual de alimentos y otros productos agrícolas necesarios para nuestro estilo de vida. En Agropinos puede encontrar todo tipo de insumos para la industria con una alta garantía de calidad, así que si requiere materiales para sus cultivos e invernaderos no dude en contáctarnos para asesorarlo.

 

Siga leyendo: Tipos de invernaderos en Colombia


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Cultivos para invernadero



Para poder sacar el máximo provecho de sus invernaderos, es ideal escoger los cultivos indicados para sembrar, garantizando que sean acorde a las condiciones climáticas y del suelo.


Los cultivos de invernadero son un gran aliado para el sector agrícola debido a que permite producir prácticamente cualquier tipo de planta gracias a la capacidad de recrear el clima y condiciones ambientales perfectas para su correcto desarrollo. Este mecanismo de producción facilita en múltiples factores garantizar una cosecha de buena calidad.

 

¿Qué plantas se pueden sembrar en un invernadero?

 

Como mencionamos anteriormente, los invernaderos son un método de gran eficiencia en la producción de cultivos, permitiendo el desarrollo de una amplia variedad de tipos de plantas. A continuación, le mencionamos todo lo que puedes cultivar en un invernadero.

 

De interés: Cómo ahorrar agua en el sistema de riego

 

• Cultivo de flores

 

Las flores son un tipo de planta que requieren estrictas condiciones climáticas para poder crecer adecuadamente y con las condiciones óptimas para adquirir las condiciones deseadas en su apariencia. Los procesos de fotoperíodo también requieren de especial cuidado durante el crecimiento de las flores, y los invernaderos cuentan con mecanismos perfectos para poder proporcionar estos cuidados.


cultivo de flores

 

Existen dos sistemas productivos para sembrar en invernadero, estos son:

 

1. Sistema de cultivo de flor cortada: estos se pueden realizar de tres diferentes maneras, la primera es por cultivo en suelo, en donde las plantas se siembran directamente en la superficie de la tierra; en segundo lugar se encuentran los cultivos en contenedores de sustratos, el cual permite limpiar los sustratos del suelo que las plantas no requieren; y por último, se encuentran los cultivos en bandejas, el cual basa la producción de las plantas en esquejes.

 

Leer más: Analizar la calidad del agua para obtener cultivos más saludables

 

2. Sistema de cultivo en maceta: es cuando se cultivan las flores en el mismo recipiente donde serán vendidas.

 

• Cultivo de hierbas y hortalizas

 

Al igual que las flores, demandan una condición climática especial, aunque en general casi todas las plantas de esta categoría son de climas fríos. Sin embargo, cuando son cultivadas en espacios abiertos corren riesgo de ser víctimas de las heladas, fenómeno que puede llegar a causar grandes pérdidas cuando afectan las plantas hasta su interior.

 

Cuando las hierbas y hortalizas se cultivan en invernaderos el riesgo de sufrir afectaciones por fenómenos climatológicos se reduce casi en su totalidad, pues los plásticos para invernadero protegen las plantas del exterior. Además, se pueden incorporar sistemas especiales para regular la temperatura según sea conveniente.

 

Le puede interesar: Cultivar tomate en invernadero: una alternativa en Colombia


cultivos de hierbas y hortalizas


Los productos herbarios y hortalizas de mayor producción son:

 

1. Tomate: es un cultivo que requiere de un clima templado y frío. Además, durante las diferentes etapas de su desarrollo requiere variaciones en la temperatura, por este motivo un invernadero es ideal para su producción.

 

2. Lechuga: son herbáceas que requieren de bastante humedad, razón por la que el riego debe ser constante, la temperatura debe oscilar entre los 18 °C y los 22 °C, y necesitan mantener una exposición a la luz solar controlada. Muchos de los cultivos de lechuga son hidropónicos, ya que así resulta más sencillo controlar la humedad y alejar las plagas.

 

3. Cebolla: son unas hortalizas de alto consumo, por lo que su producción es masiva. Su etapa de germinación debe ser en invernadero y dependiendo las condiciones climáticas se determina si se continúa en invernadero o en espacios abiertos.


Tema de interés: Cómo construir un invernadero hidropónico


cultivos de hierbas y hortalizas


4. Ajo: pertenece al mismo género de las cebollas, el Allium, su origen exacto es desconocido y su uso como planta medicinal  o como condimento es de los más antiguos, alrededor de unos 5.000 años.

 

Requiere de un clima tropical y no se da en entornos naturales, ya que las plantas son mayoritariamente infértiles.

 

5. Acelga: se dan en un clima frío y al igual que la lechuga, requiere un riego frecuente y una limitada exposición a los rayos del sol.

 

6. Rúgula: es una hierba originaria del Mediterráneo, por lo que requiere de un clima cálido para su crecimiento.

 

Sin embargo, para su germinación es necesario un ambiente que esté entre los 15 °C y 16 °C.

 

7. Brócoli: este vegetal requiere de un clima cálido y permanecer alejado de los rayos del sol para su correcto desarrollo.


8. Hierbas aromáticas: son plantas delicadas que requieren un ambiente generalmente templado y de un riego frecuente, pero no debe haber exceso de humedad. También son sensibles a la luz del sol, por lo que no se deben exponer directamente. 

 

Las hierbas más comunes son la hierbabuena, albahaca, eneldo, hinojo, menta, estragón, eneldo, perejil, orégano, romero y tomillo. 

 

• Cultivo de frutas

 

El cultivo de frutas en invernadero es una técnica de hace siglos dadas sus cualidades ya mencionadas, como la capacidad de recrear el ambiente propicio para cualquier planta. Algo particular de los cultivos frutales en invernaderos es que se trabaja con árboles enanos, ya que su tamaño natural puede resultar complejo de introducir en estas estructuras.

 

Algunas de las frutas más comunes que se cultivan en invernadero son:

 

1. Cítricos: las naranjas, mandarinas, limas, limones, entre otros, son de los cítricos con mayor demanda y los cultivos en invernaderos optimizan su producción. Requiere de climas cálidos, ya que en estos es donde mejor se maduran.

 

2. Zarzas: las moras y frambuesas son las zarzas de mayor consumo y se caracterizan por su fuerte sabor. Sus plantas requieren un clima cálido y una poda regular.

 

3. Fresas: una de las frutas más tradicionales de todas. En los invernaderos normalmente se cultivan bajo el método hidropónico, de esta forma se garantiza un aporte de vitaminas y minerales completo.

 

4. Melón: es una planta que requiere abundante sol y un correcto drenado para su desarrollo saludable.

 

5. Sandía: es similar al melón, requiere una temperatura entre los 26 °C y los 30 °C para su crecimiento adecuado y de un ambiente semi húmedo.

 

Cultivos más rentables para invernadero

 

La producción de productos en invernaderos es, en general, sencilla y rentable, ya que las pérdidas son mínimas. Gracias al mecanismo de los invernaderos, es posible crear condiciones ideales para cualquier tipo de planta, al tiempo que se alejan las plagas y enfermedades, pues las plantas están completamente aisladas.

 

Sin embargo, si comparamos las exigencias de los cultivos que se producen en invernadero se puede identificar que los tomates están posicionados como los cultivos más fáciles de cosechar bajo invernadero. Esto se da gracias a la correcta preparación del suelo y el uso de insumos para invernadero de alta calidad.

 

Saber más: La importancia de los sistemas de riego

 

Es importante elegir una variedad de cultivo alto y que maduren pronto para maximizar los beneficios. Otras siembras ideales son los pimientos y los chiles, que se desarrollan muy bien bajo las condiciones controladas de un invernadero y permiten su conservación prolongada para su posterior venta.

 

Los ajos y cebollas también mantienen una ventaja en climas templados. Una manera de asegurar su crecimiento y correcto desarrollo es delimitar y aprovechar al máximo el espacio dentro de las instalaciones, la utilización guayas que ayuden a separar unos cultivos de otros.


cultivos para invernadero

 

Por otro lado, las hierbas pueden ser cultivadas rápidamente y vendidas en macetas como plantas para un beneficio substancial. Además, se puede sacar ventaja a largo plazo con las grandes cosechas, solo deben deshidratarse las plantas y se podrán vender posteriormente. La albahaca, perejil y menta son de rápido crecimiento y se les puede obtener altas ganancias.

 

Los invernaderos son sistemas de producción de cultivos que ofrecen grandes ventajas debido a las características funcionales que ofrecen. Sin embargo, para poder sacar el máximo provecho de ellos es indispensable contar con una infraestructura de calidad que garantice todas las condiciones idóneas para poder recrear los ambientes que necesitan sus plantas.

 

En Agropinos puede encontrarlos, en nuestro catálogo tenemos insumos para el agro de la más alta calidad, así aseguramos que sus cosechas rendirán los frutos deseados. Contáctenos para asesorarlo, estaremos felices de poder atenderlo.


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas

lunes, 13 de septiembre de 2021

Agua de lluvia para las plantas: ¿qué beneficios aporta?


Aunque las lluvias son sinónimo de dificultades a la hora de caer, en las plantas tienen otros efectos que las ayudan a potencializar su crecimiento.


La importancia de la lluvia para las plantas recae en la necesidad natural de este recurso para poder realizar el proceso de fotosíntesis por el cual las plantas crean su alimento. Además, el agua de la lluvia se considera más pura y limpia, lo que permite a la vegetación crecer más sana y fuerte.

 

¿Es buena el agua de lluvia para la agricultura?

 

En una medida moderada el agua lluvia puede ser altamente buena para las plantas, ya que como mencionamos aporta más beneficios que cualquier otra fuente de agua. Además, al ser natural contribuye a que las plantas se hagan más resistentes ante diversas adversidades como las inclemencias del clima.

 

Los factores de riesgo también se deben considerar al momento de permitir que nuestros cultivos reciban el agua lluvia, entre los más peligrosos destaca el exceso de humedad. Esto puede generar un ambiente inapropiado, en donde las plantas se pueden pudrir.

 

Seguir leyendo: Cómo ahorrar agua en el sistema de riego

 

Durante la temporada de lluvias es cuando mayor cuidado hay que tener debido a la constancia de las precipitaciones y la cantidad de metros cúbicos. Dependiendo de las condiciones climatológicas del territorio es más sencillo anticiparse a las fuertes lluvias y así tomar las precauciones necesarias.

 

¿Qué pasa cuando hay exceso de agua de lluvia en las plantas?

 

La lluvia es necesaria tanto para las plantas como para los animales, sin embargo, cuando cae en exceso puede inundar los cultivos, sobre todo si no existe un buen sistema de drenaje en el terreno. Una señal de alarma, que debe tener en cuenta, es si el agua se estanca demasiado tiempo sobre la tierra. Para evitar que esto ocurra es buena idea desactivar los sistemas de riego durante las temporadas de lluvia.

 

¿Qué nutrientes tiene el agua de lluvia para las plantas?

 

Las propiedades del agua de lluvia para las plantas son en gran parte gracias a su nivel de acidez, ya que contiene pequeñas cantidades de dióxido de carbono que absorbe de la atmósfera, produciendo pequeñas cantidades de ácido carbónico de baja concentración. Las plantas absorben este ácido, lo que posteriormente se ve reflejado en un crecimiento acelerado.

 

Los macronutrientes son otro de los grandes aportes del agua lluvia. Su capacidad permite a las plantas aprovechar mejor el nitrógeno del suelo, el cual contribuye en gran medida al desarrollo saludable de las plantas. Los nitratos potenciarán el crecimiento de las plantas en gran medida permitiendo obtener cosechas de alta calidad.

 

¿Qué beneficios tiene el agua de lluvia en el campo? 


Agua de lluvia para las plantas

 

Podría interesarle: Analizar la calidad del agua para obtener cultivos más saludables

 

Algunos de los beneficios de la lluvia en el campo más relevantes son:

 

• Fertiliza: Puede suceder con frecuencia que las plantas queden con un sobrante de fertilizante, las lluvias en este caso son aliadas para que el mismo se diluya bastante de esa manera las mismas lo pueden absorber más rápidamente.

 

• Controla las hierbas malas: Si en su jardín o en alguna parte de su invernadero tiene algún problema con las hierbas, la lluvia es la estación indicada para diluir con un químico especializado y controlar su cultivo. A su vez puede aprovisionarse de telas para invernadero de esa manera estará equipado para lo que pueda necesitar.

 

• Nuevo césped: Puede aprovechar las épocas de lluvia para sembrar nuevo césped, de esa manera economizará dinero, tiempo y el trabajo que involucra regarlo todos los días.

 

• No tiene cloro: el agua tratada contiene un porcentaje significativo de cloro para controlar la cantidad de microorganismos. Este químico puede resultar perjudicial para el desarrollo de las plantas.

 

A grandes rasgos, el agua de la lluvia resulta muy beneficiosa para las plantas debido a las propiedades que aporta al suelo, promoviendo la absorción de nutrientes y el rápido y saludable crecimiento. 

 

Leer acerca de: La importancia de los sistemas de riego

 

Es por esto que sacar provecho de esta fuente natural de agua es en gran medida provechoso, pero no debe olvidar tener en cuenta las debidas medidas para evitar los daños causados por exceso de agua. También es ideal complementar sus cultivos con productos para el agro especializados según las necesidades de sus plantas.

 

En Agropinos puede encontrar todos los insumos necesarios para proteger sus cultivos al tiempo que garantiza su desarrollo y salud. Contáctenos en caso de requerir información.


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas

jueves, 9 de septiembre de 2021

Tipos de mallas para invernadero: usos y características


En los cultivos de invernaderos se utilizan elementos o herramientas que permiten hacer un manejo adecuado de la cantidad de luz que llega a las plantas, por eso las mallas para invernadero están diseñadas en diversos materiales para el control de este.


Las mallas para invernadero cumplen una importante función en los cultivos, ya que son los encargados de proteger las plantas al tiempo que proporcionan un ambiente y condiciones climáticas adecuadas para su crecimiento. Dentro de los procesos agrícolas tienen una función de gran importancia debido a que de ellas dependen los resultados finales en las cosechas.

 

A fin de atender las diferentes necesidades que tiene cada cultivo se han desarrollado varios tipos de mallas para invernaderos, cada una con características y funciones distintas. Esto permite que los agricultores puedan elegir con mayor facilidad una malla apropiada para sus productos.

 

A continuación, le mencionamos cuáles son los diferentes tipos de malla para invernadero que puede encontrar en el mercado para que identifique la mejor opción para sus cultivos:

 

• Mallas de protección impermeables

 

Existen cultivos que requieren bajos niveles de humedad, es por esto que requieren de protección especial que ayude a reducir los niveles de agua en la tierra y el ambiente. En estos casos, las mallas impermeables son la mejor opción, ya que brindan la protección necesaria al momento de aislar el agua.

 

Se puede implementar un estabilizante térmico para combatir los rayos infrarrojos que se producen a causa del suelo como resultado del efecto invernadero, de esta manera se promueve un ambiente más fresco para las plantas que requieren de un clima frío.

 

• Mallas de protección permeables

 

Se trata de un tipo de mallas con la capacidad de ser permeables al agua, es decir que permite el acceso de este líquido a la zona de cultivos. Sus características representan una gran ventaja en cuanto al ahorro de insumos de riego. De igual forma, ayuda a disminuir los niveles de sal en el suelo.

 

Algunas cuentan con una tecnología especializada para evitar la acumulación de condensaciones o goteos en el interior, haciendo posible mantener un ambiente en condiciones apropiadas para que las plantas no sufran daños por exceso de humedad.

 

• Mallas de protección

 

Son unas mallas con la capacidad de impedir el ingreso de insectos dentro del invernadero. Su funcionalidad es de gran ayuda para proteger los cultivos de plagas sin necesidad de recurrir a insecticidas. Dado que la mayoría de las plagas que afectan a las plantas se originan por contacto directo con insectos, las mallas de protección serán una medida preventiva y efectiva para cuidar de la salud de los cultivos.

 

• Mallas antigranizo

 

Como su nombre lo indica, están pensadas para proteger las plantas del fenómeno meteorológico conocido como granizo, el cual puede generar graves daños a las plantas debido a la fuerza que ejercen al caer.

 

• Mallas de sombreo

 

Son ideales para proteger las plantas que son delicadas al contacto directo con el sol, ya que generan sombra de forma permanente. Existen diferentes tipos de estas mallas, por ejemplo, el color en su mayoría es negro, pero puede encontrar unas verdes, las cuales permiten acceder los rayos del son en una medida mayor.




Dependiendo de las necesidades de sus cultivos podrá escoger la mejor opción, lo ideal es buscar una malla que cumpla con las características de calidad y funcional óptima que requiere.

 

• Mallas de recolección

 

Se trata de unas mallas multifuncionales que facilitan la recolección de frutos, ya que se ubican alrededor del mantos de las plantas. Son ideales para cultivos de pequeños frutos como nueces, almendras o aceitunas.

 

También es de gran ayuda para mantener unas adecuadas condiciones de higiene en los suelos donde se ubican los cultivos, ya que evita la acumulación de frutas y semillas que caen de las plantas cuando alcanzan su punto de maduración.

 

• Mallas antihierba

 

Son mallas especiales para contener el crecimiento de las conocidas ‘malas hierbas’ que absorben nutrientes destinados a los cultivos. Debe ser instalada alrededor de la planta, sobre la tierra, así se evitará el nacimiento y crecimiento de este tipo de malezas.

 

Además, cuentan con la capacidad de reducir la evapotranspiración, es decir, la evaporación que causa la radiación solar, ayudando a conservar la humedad en la tierra.

 

¿Qué tipo de malla es mejor?

 

La elección que haga depende de las condiciones que requieren sus cultivos, siendo este factor imprescindible para buscar los insumos para su invernadero. Por otro lado, contar con un distribuidor calificado que ofrezca productos efectivos y con garantía será una forma de asegurar una inversión inteligente.

 

En Agropinos encuentra esa garantía de calidad que necesita para que sus cultivos de invernadero crezcan sanos y pueda obtener las mejores cosechas. Nuestras mallas están elaboradas con tejido plano e hilo redondo de calibre perfecto, lo que las hace más resistentes para trabajar a tensión. Además, no se decoloran ni se desgarran

 

Elija siempre los mejores productos con Agropinos, en nuestro catálogo puede encontrar plásticos para invernadero, polisombras, sistemas de riego, y mucho más. Contáctenos y cotice los mejores insumos para sus cultivos.


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas

viernes, 27 de agosto de 2021

Tipos de sistemas de riego



Los sistemas de riego son fundamentales para tener el campo en perfectas condiciones. Por eso, en esta oportunidad queremos hablarle de los tipos que existen para que no dude en elegir el más adecuado para usted.


En el sector agrícola se han desarrollado una gran variedad de herramientas tecnológicas que han permitido hacer que los procesos en los cultivos sean más sencillos y eficientes con el fin de obtener mejores resultados al momento de la cosecha. Los sistemas de riego son una de estas herramientas que han permitido llevar a este sector productivo a otro nivel. 

 

Debido a las diversas necesidades de los cultivos y las condiciones climáticas, entre otros factores, se han desarrollado diversos tipos de sistemas de riego con el fin de suplir cada una de las diversas necesidades que pueden requerir las plantas. El día de hoy en Agropinos le contamos cuáles son y sus características.

 

Sistema de riego por fertirrigación

 

Es un tipo de riego que se basa en una técnica en donde se implementan nutrientes y minerales que funcionan como abono para los cultivos, estos elementos se agregan a las plantas a través del agua que se utiliza en el riego. Se emplea principalmente en sistemas de riego localizados, pues permiten que los nutrientes lleguen directamente a la raíz de las plantas, optimizando el producto y reduciendo sus desperdicios.

 

Es uno de los sistemas de riego más novedosos y funcionales, ya que ofrecen una solución efectiva cuando las plantas requieren un cuidado especial. Además, garantiza mejores resultados en las cosechas.

 

Sistema de riego por goteo

 

Es uno de los sistemas más tradicionales y se le conoce como riego por goteo o riego localizado. Consiste en un método que se basa en el uso inteligente de agua, pues evita el desperdicio de insumos. Es ideal para utilizar en zonas áridas o en cultivos que requieren mayor concentración de los abonos, pues permite implementar el sistema por fertirrigación.

 

Las mangueras para riego que se emplean cuentan con unos goteros especiales para regar el agua y permitir que se infiltre en el suelo óptimamente. Existen diferentes tipos de goteros, estos son:


                                         


• Goteros antidrenantes

 

Son goteros automáticos, es decir, que tras pasar determinado tiempo la presión en el sistema baja para evitar que el agua siga corriendo por la tubería. Esto es una gran ventaja, ya que evita daños en la bomba de riego que impulsa el sistema.

 

• Goteros autocompensantes

 

Son sistemas de riego fijos, radicando su función en la capacidad de homogeneizar el riego. En otras palabras, mantiene un goteo constante y con el mismo nivel de presión. El sistema se fundamenta en una línea estándar de menor presión, así la caída del agua de la tubería mantiene el mismo flujo.

 

• Goteros regulables

 

Son especiales para permitir un caudal regulado con mando mecánico.


Riego automático

 

Es un sistema completamente automático, lo que lo hace conveniente y práctico. Ideal para cultivos industrializados a gran escala. Dentro sus ventajas destaca el ahorro en la mano de obra, energía e insumos; mejor eficiencia y control de los procedimientos.

 

Cuenta con una alta tecnología equipada con sensores, tensiómetros, presostatos, detectores de nivel, actuadores, sistemas de protección, entre otros. Hay varios modelos y referencias para que pueda elegir la mejor opción según sus necesidades.

 

Riego hidropónico

 

Como su nombre lo indica, es un sistema de riego especial para cultivos hidropónicos. Está pensado para cubrir las necesidades de este tipo de cultivos, los cuales requieren de una solución nutritiva para proporcionar todo lo necesario para poder crecer correctamente.




 

Existen diversos tipos:

 

• Sistemas en medio líquido

 

Es un sistema libre de sustratos, basándose en la producción directa sobre el agua en donde se agregan los nutrientes como por medio de sistemas flotantes o láminas de agua.

 

• Sistemas en sustrato

 

Son aquellos que utilizan sustratos inertes como nutrientes que se aplican en la corriente de agua que se suministra a los cultivos por medio de subirrigación o riego por goteo.

 

• Sistemas aeropónicos

 

Es un sistema donde los cultivos permanecen con la raíz al aire libre dentro de un contenedor que la mantiene en la oscuridad. Dentro de este contenedor se aplican los nutrientes en forma de aerosol o niebla.

 

Riego por aspersión

 

Es uno de los sistemas de riego más conocidos, siendo el más convencional. Se encuentran dos clases:

 

• Sistemas tradicionales

 

Se divide en sistemas fijos y semifijos. El primero funciona dentro de unos parámetros establecidos en donde las tuberías se entierran de forma superficial y los aspersores quedan a la vista y se activan automática o manualmente.

 

Los sistemas semifijos son aquellos que permiten trasladar las tuberías para poder ubicarlos en la zona donde son requeridos.

 

• Sistemas automecanizados

 

Son sistemas automatizados que cuentan con motores eléctricos para desplazarse en los terrenos que requieren el riego.

 

Riego por nebulización

 

Es un sistema de riego que produce una niebla fina que se distribuye por un orificio gracias a la presión que circula por las tuberías. Son sistemas que requieren una alta presión para funcionar correctamente. 

 

Son ideales para cultivos que requieren un alto nivel de humedad, siendo de uso especialmente para cultivos en invernaderos. Además de controlar la humedad del ambiente también permite regular la temperatura, haciendo que sea más fresco y el calor no genere daños en las plantas.

 

Estos son los tipos de riego usados en la agricultura más comunes, algunos cumplen con funciones específicas mientras otros se pueden adaptar a diversos métodos de cultivo. La idea es elegir la mejor opción según las necesidades de las plantas y productos que produce para proporcionar los nutrientes y condiciones ambientales idóneas para su desarrollo.





 

Por último, no olvide que Agropinos es su mejor opción cuando se trata de insumos para el campo como lo son los sistemas de riego, tanques de almacenamiento de agua, materiales de invernadero, y muchos más. No dude en contactarnos para cotizar los productos que necesita para sus cultivos, estaremos felices de atenderlo.


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas

lunes, 2 de agosto de 2021

¿Qué se cultiva en Boyacá?



Boyacá es uno de los lugares más característicos de Colombia por el agro que produce de calidad y otros aspectos que lo hacen único. Por eso, en esta ocasión le compartimos lo que se cultiva de manera más representativa en este hermoso departamento.


Los cultivos en Boyacá representan una parte importante de la industria del agro de todo el país, no solo por la cantidad de tierras que se dedican a ello, también por la amplia variedad de productos que se producen, convirtiendo a este departamento en uno de los más diversificados del sector.

 

Lo anterior hace que el panorama en cuanto a la agricultura en Boyacá sea una de las mejor proyectadas en la industria a nivel nacional, puesto que las actividades realizadas fortalecen la economía de toda la población. Cabe resaltar que la mayoría de productores son pequeños campesinos, siendo el agro su principal fuente de ingresos.

 

Boyacá: tierra fértil para el agro 

 

La papa es el producto icónico de Boyacá, pero no el único. Este es un territorio lleno de tierras fértiles que permiten la producción de una infinidad de frutas, verduras y tubérculos que conforman el mercado y tradición de toda la región, incluso del país. 

 

Cerca de 8000 mil familias boyacenses desarrollan cada día un oficio que hace parte de la cultura y ancestralidad de quienes allí han vivido toda su vida, y parte de esa identidad es lo que ha llevado a que este departamento sea el primer productor de un tubérculo que pertenece por excelencia a la gastronomía colombiana.

 

De acuerdo con información del Departamento Nacional de Planeación, la papa es uno de los principales productos de la región, pero poco a poco se han ido sumando otros como el maíz, trigo, quinua e incluso el café. Lo cual ha ampliado la lista de cultivos permanentes en Boyacá, abriendo el mercado a más posibilidades para seguir creciendo en el departamento.

 

¿Qué productos se cultivan en Boyacá?

 

• Café tipo exportación

 

Tal vez una de las noticias que más ha sorprendido últimamente, es la siembra de café en los 37 municipios del departamento, en donde alrededor de 12.500 caficultores cosechan este producto para ser exportado, siendo el mayor productor Moniquirá.

 

La cifra fue socializada en la reunión de la Federación Nacional de Cafeteros, en donde también se dio a conocer que en tierras boyacenses se pueden producir 240.000 kilos de café al año de los cuales 140 mil pertenecen a los municipios de la provincia de Ricaurte (Moniquirá, Togüí, San José de Pare, Chitaraque y Santana).

 

Durante un año una planta produce unos 30 kilos al mes en una finca de media hectárea, permitiendo durante la llamada cosecha de una finca recoger hasta 10 cargas, que apoyándose en las mallas para invernadero aseguran la calidad del grano, su sabor y textura en todo momento.

 

• La quinua se abre paso

 

Paralelamente la quinua es otro de esos cultivos que han tomado fuerza en gran parte debido a las condiciones climáticas del departamento y su producción.

 

Conocida como el "grano de oro" es reconocida en el mundo por su altísimo completo valor nutricional, declarado en el 2013 como un alimento de grandes propiedades por las Naciones Unidas.

 

En Boyacá se comenzó a cultivar en los municipios de Soracá, Siachoque y Tunja trayendo consigo buenas posibilidades de comercialización y negocios, para ser distribuido en poblaciones cercanas y en Bogotá, a su vez por su bajo costo puede reemplazar fácilmente producciones de arveja o cebolla.

 

• Ricas variedades de maíz

 

Este grano ancestral es uno de los productos más representativos de Boyacá, no solo en el sector agrícola, también es uno de los ingredientes principales que conforman la gastronomía de este departamento. Al ser un cereal complejo contiene un alto contenido nutricional, además de tener un sabor excepcional.

 

Los granos ancestrales que cultivaban los antiguos indígenas aún se conservan en este territorio y Cundinamarca, estos son conocidos como el Pollo y el Pra. De igual modo hay registro de especies criollas como el Sabanero y Montaña. Estos no solo cumplen un papel indispensable en el agro, también en la conservación de la cultura y ancestralidad.

 

El agro en la economía de Boyacá

 

La actividad agrícola es la principal fuente de ingresos de Boyacá, esto se debe, en parte,al continuo avance y desarrollo tecnológico que ha permitido optimizar los procesos de producción. Entre los que destacan se encuentran novedosos sistemas de riego por aspersión, maquinaria para el arado, abonos más eficientes y un control más riguroso para alejar las plagas. 

 

Son miles las familias que actualmente viven y trabajan en el campo, y gracias a las nuevas facilidades que se han desarrollado desde la tecnología es posible agilizar los tiempos y obtener productos de mejor calidad.

 

Agropinos cerca de usted y su producción

 

En la actualidad, Agropinos cuenta con dos sucursales ubicadas en Duitama y Sutamarchan, las cuales tienen distintos insumos que asegurará su producción de la mejor manera, ofreciéndole artículos como: guayas para invernadero, fertilizantes, tanques de almacenamiento de agua y muchos más.


Visítenos y encuentre todo lo que necesita junto con los mejores precios del mercado, no sin antes conocer nuestras sucursales y ver todos los productos para el agro que sus cultivos necesitan.


Artículo tomado de: Agropinos Insumos Agrícolas